La crueldad humana no tiene límites.

Niña expulsada de un KFC por dar miedo.

Una niña de 8 años con muchas cicatrices en la cara tras haber sufrido el ataque de 3 perros peligrosos de la raza Rottweiler es expulsada de la cadena de restaurantes KFC o Kentucky Fried Chicken, ya que al parecer daba miedo a los presentes por el aspecto de su cara. La cadena de restaurantes enseguida investigó los hechos ocurridos y le han dado a los padres de la niña 30.000 dólares. ¿Habrán reaccionado tan rápido para que guarden silencio los padres ante semejante suceso?

Desde luego la crueldad humana no tiene límites. Bastante ha sufrido la niña como para que encima le echen de algún restaurante.

niña kfc

Foto publicada en Facebook por la familia de Victoria tras ser expulsada del restaurante.

Desde luego, los perros deberían ser sacrificados y esperamos que su dueño haya sido encarcelado. Pero una cosa está clara, el ser humano es el animal más cruel y despreciable que hay en la faz de la Tierra.

Noticias como éstas, por tristes que sean, no deben pasar desapercibidas. Debemos sensibilizarnos más con el prójimo. Comparte esta noticia con tus amigos y no dejéis que un suceso de este calibre vuelva a pasar

¿Qué piensas sobre esto?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookie. Más información Mas información | Aceptar